miércoles, 23 de enero de 2008

Miles de personas participan en una protesta contra el aborto en Washington

Una mayoría de la población estadounidense se muestra genéricamente contraria al aborto
Miles de personas desafiaron las gélidas temperaturas de una fría mañana de invierno en Washington para participar en una manifestación contra el aborto, legalizado hace 35 años en los Estados Unidos. Los manifestantes llegaron desde todos los rincones del país, desde Texas a Connecticut, en una marcha anual que recorre la explanada que separa la Casa Blanca del Capitolio y el Tribunal Supremo, punto final del recorrido.
Entre los manifestantes existía un ánimo de optimismo tras la publicación de un reciente estudio que demuestra que existe una clara tendencia a la progresiva reducción de la cantidad anual de abortos realizados en el país. Entre la muchedumbre, había muchos adolescentes que sostenían pancartas y lucían camisetas con lemas como 'Da vida, no la quites', y 'Aborto, la mano que roba la cuna'.
El hecho de que la marcha terminara en el Tribunal Supremo no es casual, la batalla del aborto en los EEUU está situada en los juzgados, no el Congreso. En concreto, en el centro del debate está la cuestión de si esta práctica viola o no la Constitución.
Esa había sido la opinión durante muchos años del Tribunal Supremo, encargado de interpretar la Carta Magna. No obstante, el 22 de enero de 1973, en la histórica sentencia del caso 'Roe contra Wade', la corte dictaminó que la interrupción del embarazo no es incompatible con el derecho a la vida, siempre y cuando el feto aún no sea capaz de sobrevivir fuera de la matriz de la madre, un periodo estimado entre las 24 y 28 semanas de embarazo.
El Supremo también reconoce el derecho de los estados a introducir restricciones al ejercicio de este derecho, por lo que existen importantes diferencias dentro de la geografía norteamericana, que reflejan las sustanciales distorsiones en la cultura política de los estados.
No hay que olvidar que el debate sobre el aborto es de capital importancia en la dinámica de la política norteamericana, sobre todo dentro del partido republicano, pues los votantes de la llamada 'derecha cristiana' suelen condicionar su voto a que los candidatos del partido sean 'pro-vida'. TOMEMOS EJEMPLO Y SALGAMOS A LA CALLE COMO ELLOS, TODOS CONTRA EL ABORTO.

2 comentarios:

blumun dijo...

Sería estupendo que aquí se hiciera lo mismo. Desde luego yo me apuntaría.
Saludos.

INASEQUIBLE AL DESALIENTO dijo...

Es lo que toca, plantar cara a los asesinos de fetos indefensos y a sus cómplices.

Alguna asociación debería plantearse convocar una gran manifestación a este respecto en Madrid.

Un abrazo